Reseñas

RESEÑA: EL MISTERIO DEL CARRUAJE

dÉPOCA

ENTREVISTA A GORETTI IRRISARI Y JOSE GIL

SUMA DE LETRAS

RESEÑA: ENTERRADO POR PLACER

IMPEDIMENTA

RESEÑA: LA CHICA EN LA NIEBLA

DUOMO EDICIONES

RESEÑA: ENCICLOPEDIA MISTERIOSA DE LOS SERES DIMINUTOS

ALGAR

ENTREVISTA A LUIS PÉREZ DE SEVILLA

EDICIONES B MÉXICO

lunes, 26 de junio de 2017

EL MISTERIO DEL CARRUAJE: ¡Un gran hito de la novela policíaca!

LUNES, 26 DE JUNIO DE 2017

El misterio de carruaje
“Se dice que la verdad puede en ocasiones superar a la ficción y, ciertamente, el extraordinario asesinato que tuvo lugar en Melbourne la noche del jueves pasado, o más bien la madrugada del viernes, confirma en gran medida la veracidad de este dicho. […] Crimen que, sin duda, está rodeado de un impenetrable misterio.”
Fragmento de El misterio del carruaje de Fergus Hume

Una editorial cuyos títulos siempre me han fascinado es dÉpoca Editorial , una editorial independiente asturiana que saca cada mes verdaderas joyas de la literatura universal. Así que, imaginaos mi ilusión, cuando en una librería me topé con uno de sus libros cuya sinopsis (aparte de su impecable presentación y encuadernación) me llamó tanto que tuve que hacerme con él. El magnífico título que ahora ocupa un lugar destacado en mi estantería es El misterio del carruaje del escritor británico Fergus Hume.

La novela se ambienta en el Melbourne (Australia) del siglo XIX. Un caballero inglés es asesinado de madrugada en el interior de un coche de punto. El cochero le ha podido ver el rostro al asesino, pero su aspecto es tan corriente que resulta difícil identificarlo. El detective Gorby, encargado del caso, logra con relativa facilidad encontrar a un sospechoso más que plausible, pero nada será tan sencillo.

El misterio del carruaje fue todo un bombazo literario en su época y, a pesar del tiempo trascurrido desde su publicación, continúa manteniendo aquello que la convirtió en un clásico de la novela negra. Incluso dentro de su género, me ha parecido muy original y distinta, recordándome a las estupendas películas de cine clásico que he visionado algunos fines de semana, cuya trama e inteligentes diálogos te dejaban pegado al asiento.

El estilo narrativo no sólo es de gran calidad sino, además, muy ameno y ágil. El autor, pese a desvelarnos mucho en un principio, logra mantener en todo momento el suspense y la intriga. Es una obra de misterio muy inteligente que me ha atrapado por completo, ya que juega un poco con nosotros.

En cuanto a los personajes, nos topamos con el detective Gorby, un hombre astuto y tenaz que, infatigable, trata de desvelar toda la verdad.

El propio muerto (no os desvelo su identidad, porque al inicio es un misterio y considero que debe ser así) es un hombre de clase alta que, muy perjudicado por el alcohol, apenas pudo oponer resistencia ante su atacante. Descubrimos,poco a poco, los motivos de su asesinato.

Una vez desvelada la identidad del fallecido, el abanico de personajes se amplía y saltamos del inspector a ellos de forma continuada, siendo testigos de las dos caras de cada situación.

A lo largo de la narración la investigación policial se entremezcla rápidamente con los procedimientos característicos de todo proceso judicial. Allí las pruebas recabadas por Gorby se enfrentan a la defensa del acusado, un proceso en el que las sorpresas y los giros argumentales están a la orden del día. Además, acompañamos al personaje a los bajos fondos de los barrios más problemáticos de Melbourne en aquellos tiempos.

Gracias a sus capítulos cortos y, como indico más arriba, a la fluidez e intrigas de la trama volé entre sus páginas y esperaba con ansias el momento de retomar su lectura.

Por parte de la editorial, se han cuidado al máximo todos los detalles. Al inicio, nos aguarda una interesantísima introducción donde conocemos mejor a su autor, Fergus Hume. Se nos cuenta quién fue, sus inicios como escritor y lo que supuso su obra para el mundo de la novela policíaca. Hume, abogado de profesión, no sólo deseaba convertirse en escritor sino llegar a ser uno de éxito. Se fue a su librero de confianza y le preguntó qué libros se vendían más, éste le respondió que los del detective Garibau (Sherlock Holmes francés). Hume se hizo con todos sus libros y se los leyó, haciéndose una idea de dónde radicaba su éxito. Instruido ya para escribir novelas de misterio, se puso a ello. Así nació El misterio del carruaje que al poco de salir se convirtió en un best-seller, vendiendo más de 750.000 ejemplares. Hume logró convertirse en un gran novelista y hasta ensombreció los inicios de cierto escritor escocés, Arthur Conan Doyle, que acababa de sacar su, por aquel entonces, poco exitosa novela Estudio en escarlata.

Son de gran ayuda las notas a pie de página, he aprendido un montón. No es que el lenguaje empleado por Hume o las comparaciones que hace sean complejas, pero se tiene que haber leído mucho y muy antiguo para comprender cierta cosas. Las notas a pie de página son una maravilla que se agradecen mucho.

Centrándome en aspectos más superfluos, pero no por ello menos importantes, está el gran esmero por parte de dÉpoca en la encuadernación y presentación de sus obras. Todos sus libros son en pasta dura con sobrecubierta, el papel es grueso y de calidad, y suelen incluir una lámina con la imagen de la cubierta del libro y un precioso marcapáginas. En concreto, El misterio del carruaje es una edición muy especial: el relato viene salpicado por numerosas y extraordinarias ilustraciones de C. Sedano, que nos sumergen por completo en el Melbourne del siglo XIX, e incluye su propio punto de lectura en tela marrón (es imposible perderse). ¡Sus libros me encantan! 

El misterio del carruaje de Fergus Hume ha sido una gran lectura, absorbente, deliciosa y muy adictiva. Creo que queda claro que os la recomiendo ;)

También os recomiendo el resto de títulos que dÉpoca Editorial va sacando. Es muy de agradecer que, a pesar de los tiempos que corren, haya editoriales que rebusquen en el sinfín de novelas desconocidas para los lectores españoles y que las rescaten para que, más vale tarde que nunca, podamos ahora, en pleno siglo XXI, disfrutar con estas verdadera joyas. ¡Mil gracias por vuestra labor!


Título: El misterio del carruaje
Autor: Fergus Hume
Género: Novela policíaca
Editorial: dÉpoca
Formato: Papel
ISBN: 978-84-943634-0-5
Páginas: 352
Precio: 23,50 € (Papel)

Argumento: Cuando un hombre es hallado muerto en el interior de un carruaje de alquiler, uno de los más distinguidos ciudadanos de Melbourne es acusado de asesinato. El ilustre joven proclama su inocencia, pero se niega a dar una coartada. Pronto se descubre la identidad de la víctima: un caballero recién llegado a la ciudad, muy bien relacionado con las altas esferas de la sociedad, y que pretendía en matrimonio a la hija de un rico hacendado, Madge Frettlby, que a su vez está enamorada de Brian Fitzgerald, un apuesto irlandés instalado en Melbourne para hacer fortuna.

Desentrañar el misterio será tarea de un eminente abogado y dos intrépidos detectives que llevarán al lector desde los más distinguidos salones de la alta sociedad, al submundo más miserable de los bajos fondos. 
 

jueves, 22 de junio de 2017

ENTREVISTA A GORETTI IRISARRI Y JOSE GIL ROMERO: Autores de "Caen estrellas fugaces"

JUEVES, 22 DE JUNIO DE 2017

Entrevista a Goretti Irisarri y Jose Gil 

Romero

Estoy muy contenta de poder traeros la estupenda entrevista que me han concedido los escritores Goretti Irisarri y Jose Gil Romero, dos autores que no paran de cosechar grandes críticas con su primera novela Caen estrellas fugaces que publican con SUMA DE LETRAS. Pero dejo que sean sus autores quienes nos cuenten más cosas:

¿Podríais hablarnos un poco sobre vosotros y sobre vuestra trayectoria como escritores?

GI: Llevamos unos veinte años trabajando juntos. Empezamos como cortometrajistas, nos llamábamos Desengaño 13 y acabamos llenando de premios una estantería. Tiempo después decidimos profesionalizarnos como guionistas, y desde entonces hemos hecho de todo, proyectos por encargo pero también muchos propios.

Caen estrellas fugaces es nuestra primera novela y parte del guión de una serie en la que habíamos puesto años de ilusión y trabajo de documentación. Tenía el tono de estas series anglosajonas que están rompiendo ahora, Penny Dreadful, Ripper Street o The Knick, pero era difícil llevarlo a pantalla en España, porque -aunque ahora está cambiando- no encajaba en el tipo de televisión que se estaba haciendo. Así que Jose me convenció de dar un paso que a mí me parecía una locura: novelarla.

Era un gran esfuerzo, significaba otros dos años trabajando intensamente sin saber si tendría sentido, no conocíamos a nadie del mundo literario y teníamos muchas dudas sobre el proceso de cómo novelar... De verdad fue un verdadero salto al vacío, pero ¡salió bien!   

¿De qué trata vuestro primer libro Caen estrellas fugaces?

GI: A lo largo de dos intensos días de septiembre de 1859, dos personajes opuestos, un antiguo investigador de falsos milagros y una medium ciega, se ven obligados a unir sus fuerzas para esclarecer la misteriosa aparición de una mujer en el patio de la cárcel del Saladero. 


¿En qué género literario se enmarca Caen estrellas fugaces y a qué clase de público va dirigido?

JGR: Resulta difícil encasillarla. Es un thriller, con mucho misterio, con algo de aventura, y tiene toques de elementos fantásticos. Nos ha sorprendido muy gratamente comprobar que funciona en todas las edades; tenemos seguidores de ochenta años y estudiantes de primero de carrera, todos ellos se han sentido atrapados.

La verdad es que nos hemos dado cuenta de que cuando una historia funciona, funciona para todo el mundo sin importar la edad. Quisimos escribir una novela que atrapara al espectador, que lo tomara de la mano en esta aventura y ya no lo soltara hasta la última página. Es una novela que engancha, y eso parece ocurrir a cualquier edad. 


GI: Pues sí, porque si algo sabemos hacer los guionistas es enganchar... y torturar un poquito al lector (risas). A lo que ha dicho Jose añadiría que, además de ser un thriller, tiene un fondo fuerte de novela histórica. Salen muchas costumbres desaparecidas, lugares de Madrid que ya no existen... Y hay algunas tramas de amor y pasión. Una mezcla de géneros muy contemporánea. 

¿Qué nos podéis contar sobre sus protagonistas?

JGR: Aunque hay varios personajes importantes, los dos protagonistas son Leónidas Luzón y Elisa Polifeme. Él es un antiguo investigador de falsos milagros, un estudioso huraño y amigo de las tabernas que vive retirado del mundo. Ella es una profesora de piano, y por las noches acude a sesiones espíritas donde es conocida como la Divina Elisa, una afamada medium. Uno encarna la ciencia, el saber, el estudio científico; la otra encarna la creencia. Son dos personajes antagónicos que habrán de unir sus fuerzas y conocimientos para desvelar los muchos misterios a los que van a enfrentarse. 

Por otro lado hay un aspecto importante: se trata de dos personajes rotos. Él padeció la polio siendo niño, y hoy se ve obligado a caminar ayudado de dos bastones. Ella es ciega. A priori parece imposible que estos dos perfectos antihéroes vayan a salir con vida de los muchos peligros a los que van a enfrentarse; y a su pesar, para llegar al final tendrán que convertirse en los héroes que no son. 

¿Habrá secuela de Caen estrellas fugaces o ya estáis con nuevos proyectos?

JGR: Hay nuevos proyectos, varios. Trabajamos en dos novelas más que están casi terminadas, y en un par de proyectos para televisión y cine. Y si esta novela funciona, prometemos que habrá nuevas aventuras de Leónidas Luzón y Elisa Polifeme. ¡Más pronto que tarde! 

¿Cómo surgió la idea de escribir entre los dos Caen estrellas fugaces?

GI: Jose y yo llevamos tantos años de equipo que ni se nos ocurre ya trabajar por separado. En cuanto a la idea, nosotros manejamos muchas ideas, tramas y personajes, y hasta proyectos enteros que se quedan en el tintero. El hilo original, esa criatura que aparece en la cárcel del Saladero, comenzó siendo una historia muy distinta ubicada en el medievo. Pero al situarla en el siglo XIX nos permitió abordar un conflicto más interesante: ciencia y tecnología avanzadas, cercanas al mundo que hoy conocemos, pero sin perder la posibilidad de magia.   

¿Siempre quisisteis ser escritores?

GI: Desde niña he devorado libros y libros. Haber publicado al fin uno es para mi un sueño hecho realidad. 

JGR: Toda mi vida la he pasado escribiendo. De niño escribía y dibujaba cómics, de joven hice cortos, como adulto he desarrollado proyectos de cine y televisión, he escrito novelas. Este medio, sin embargo, la literatura, es el medio perfecto. No hay problemas de producción ni de rodaje, no tienes que enfrentarte a tu propia limitación como dibujante, a recortes en el presupuesto o al capricho de un director o de una actriz. 

¿Cómo es eso de escribir a cuatro manos? ¿Habéis tenido vuestros rifirrafes creativos? 

JGR: A todas horas (risas) A pesar de todo, la experiencia de escribir acompañado es un lujo para el escritor, cuyo oficio es muy solitario; siempre vives en la inseguridad: ¿esto funcionará? ¿Esto se entenderá? ¿Esto será bien recibido? ¿Esto le parecerá emocionante al lector? ¿Me paso, me quedo corto? Contar con una segunda opinión, con un sparring, te permite saber más o menos si las cosas van encaminadas. Y en el caso nuestro, que además nos admiramos mucho el uno al otro, confiere a la experiencia de escribir un plus. Somos los dos muy conscientes de que nuestro trabajo mejora con la aportación del otro. Resulta mucho más una ventaja que un inconveniente.

¿Cómo fue publicar? ¿Tuvisteis que superar muchos obstáculos?

JGR: Nosotros veníamos de un medio muy diferente, en el que más o menos ya sabíamos movernos, el de la tele y el cine. No teníamos ni idea de cómo acceder a una editorial. Entonces nos enteramos de la figura del representante literario. Enviamos el proyecto a algunos, los más afamados, y en un tiempo nos contestó Alicia González Sterling, que es una de las más prestigiosas representantes de este país. Creo que Alicia supo ver algo en nosotros.

Acudimos a varias editoriales con la novela, algunas se mostraron interesadas, y después de unas ciertas negociaciones nos decantamos por SUMA, que pertenece al grupo Penguin Random House. Allí nos han tratado bien, respaldándonos, y sobre todo respetando muchísimo nuestra obra. Sus consejos eran siempre buenos, y no hay duda de que mejoraron la novela. Ese proceso vino a durar poco menos de un año, y sí, hubo muchos, muchos obstáculos, no es un camino fácil pulir una novela hasta hacerla brillar. 

Para trasladar tan bien como habéis hecho a los lectores al Madrid de mediados del siglo XIX, imagino que habréis tenido que realizar un trabajo de investigación. ¿Cómo fue? ¿A dónde tuvisteis que acudir?

GI: Libros históricos, periódicos de la época, escritores decimonónicos, documentos digitalizados... todo tipo de material escrito. Pero también grabados y fotografías, muchas películas. Somos muy visuales, ver una foto de época en seguida nos abre la imaginación. 

¿Con cuál de vuestros personajes os sentís más identificados? ¿Cuál os costó más crear?

JGR: Hay muchas cosas mías en Luzón, en Elisa: los que me conocen bien dicen que el inspector Granada soy muy yo (risas). En todos ellos estoy yo, creo, de alguna manera, en algún detalle. Con quien me siento más cercano, sin embargo, es con Remedios Galván. Me gusta mucho su ternura, su inteligencia, su rebeldía. Su dolor. 

El que más me ha costado trabajar es André Lavalier. Se trata de un personaje incompleto todavía, aún tiene que florecer en todo su esplendor (risas). Y quizás Clemente Alvarado, el sapo. Cuesta meterse en la mente de alguien tan malvado, tan enfermo. Para escribirlo me obligaba a bucear bastante dentro de mí, suponía un cierto esfuerzo. 

GI: A mi el que más me gusta es el "malo", el conde del Fierro. Está basado en el marqués de Salamanca, uno de los hombres más poderosos que ha tenido España, el que da nombre al barrio de Salamanca. No mucha gente sabe que también da nombre a una ciudad cerca de Nueva York llamada Salamanca por él, fue un empresario y aventurero internacional, con una vida de novela.   

Dado lo singular de vuestros personajes y la historia de Caen estrellas fugaces, ¿creéis vosotros en lo paranormal?

JGR: Durante una época, hablo de la adolescencia, fui un fanático apasionado de todas estas cosas. Todavía tengo decenas de libros de entonces, ensayos todos. En cada uno de nosotros habita Luzón y habita de igual modo Elisa. Todos necesitamos creer en algo, es una de nuestras debilidades como especie; o quizás nuestra grandeza. Hoy soy bastante escéptico, pero reconozco que a lo largo de mi vida me he topado con algunos incidentes que son difíciles de explicar de un modo natural.

A pesar de eso, si hay toques fantásticos en la novela responden más a necesidades narrativas, porque son muy dramáticos en el sentido griego de la expresión. Aportan mucho conflicto, son evocadores y misteriosos, disparan la imaginación. Si tienes a tu disposición un recurso como ese en una historia de misterio que transcurre en 1859, ¿cómo no usarlo?

¿Qué consejo les darías a aquellos que sueñan con convertirse algún día en escritores?

JGR: ¡Estamos nosotros como para dar consejos! (risas) Que lean mucho, que escriban mucho, todos los días; que tachen mucho, que no tengan miedo a corregir; creo que al buen escritor lo define más aquello que hay en su papelera que aquello que ha escrito. Que se hagan fuertes, escribir precisa de mucha disciplina, y tendrán que acostumbrarse a trabajar solos, a pasar mucho tiempo solos. Que se armen de paciencia, no es fácil, la labor editorial es tediosa, los tiempos son eternos. Que se rodeen de gente sincera que les ayude a mejorar sus escritos y que no cejen. Que no cejen nunca. Sobre todo cuando has caminado mucho a lo largo del desierto, el oasis puede aparecer detrás de la siguiente duna.

GI: Sí, no hay que dejarse vencer por ninguno de los muchos discursos del miedo que te sueltan los demás, o incluso tú mismo en momentos de desánimo. El único consejo es guardar la Fe. La Fe es una virtud humana esencial, no necesariamente religiosa, se puede ser ateo y tener Fe: la Fe es esa llama que te mantiene en el camino.
JGR: La frase esa de la Fe la voy a guardar para la siguiente novela (risas). 
¿Cuáles son vuestros libros y/o autores predilectos?

JGR: Mira, yo tengo gustos muy variados. Hay un escritor que me vuelve loco, Horacio Quiroga, que tuvo una vida terrible llena de acontecimientos dramáticos. Me alucina Galdós y el tamaño de su obra, me resulta inconcebible cómo pudo llegar a escribir tanto. Adoro a Ana María Matute, su Olvidado rey Gudú es mi libro preferido. Me encanta Bukowski, y Torrente Ballester y Fernando Arrabal, su Ceremonia de la confusión fue mi libro de cabecera durante años. Me encanta Pérez Reverte, su éxito me parece merecidísimo, el ejemplo perfecto de literatura de entretenimiento de calidad; la gente no es consciente de lo difícil que es hacer una buena novela y conseguir además que entretenga, que divierta. Montero Glez es para mí uno de los más grandes, creo que escribe mejor que nadie. Gonzalo Suárez me encanta, ¿y qué te voy a decir de Eduardo Mendoza o García Márquez, que también son Dios? Rafael Reig y su Manual de literatura para caníbales me parece una de las mejores cosas que he leído. No sé, es que son muchísimos, me fastidia que se me olvide alguno. Fíjate, hay tres autores que no escriben libros pero que me parecen grandes escritores. Son dibujantes de cómics: Carlos Giménez, que cambió mi vida y mi forma de contar historias. Manu Larcenet y Paco Roca. Lo suyo es de otra galaxia.  

GI: Mis dioses serían Proust, James, Wilde, Goethe, Poe. Mis diosas Sei Shōnagon, Yourcenar, Woolf, las Brontë.

¿Y de niños?

JGR: El propio Giménez, como te he contado. De niño descubrí su Paracuellos, o sus Romances de andar por casa (que es uno de los mejores comics de la historia) y me enloqueció. Soy un lector tardío, de niño leía a Los cinco, y a Stephen King, y mucha basura de temas paranormales. Leí, sin embargo, tres libros seguidos que lo cambiaron todo: El extranjero, La invención de Morel y El túnel. Fue como un estallido en mi cabeza, ya nunca más pude dejar de leer.

GI: De niña Enid Blyton, también mucho Verne y Tolkien. En la adolescencia creábamos modas, éramos un grupo de tres amigas que nos pasábamos libros: yo, Sefi y Marta. A los catorce decidimos engancharnos a Agatha Christie y a los quince-dieciseis, al novelón ruso: Guerra y Paz, Doctor Zhivago, Ana Karenina... Por mi cuenta leía todo lo que encontraba en la biblioteca de mis padres, devorando sin método, desde Apuleyo a Dostoievski. Claro, aquello eran unos viajes... 
  
¿Tenéis alguna web o blog desde donde vuestros potenciales lectores puedan informarse más sobre tus obras? ¿En qué redes sociales podemos encontraros?

JGR: ¡Tenemos de todo! La web de la novela es www.caenestrellasfugaces.com y el twiter es @Jose_Goretti.

En facebook nos puedes encontrar en https://www.facebook.com/gil.romero.irisarri/ e incluso hay un grupo secreto, reservado solo para aquellos que ya han leído la novela: https://www.facebook.com/groups/1846127935714826/

¿Dónde podemos adquirir Caen estrellas fugaces?

JGR: En principio en todas las librerías, pero (por desgracia) imagino que es más fácil en grandes superficies. Desde luego en todas las plataformas digitales. 

GI: Yo animo a todo el mundo a pedirlo en su librería de confianza. Nuestra editorial es muy potente y distribuye fenomenal, si por lo que sea no lo tienen en la librería se encarga y viene en seguida. Recomiendo recuperar la experiencia de ir a las librerías, ojear libros, hablar con el librero. Eso tiene muchísimo encanto.

Por último, ¿qué les dirías a nuestros lectores para que se animen a leer Caen estrellas fugaces?

JGR: Que se atrevan a descubrirla, a participar en la experiencia de adentrarse en un Madrid como no han visto antes, el de 1859. Tiene de todo, misterio, drama, risas, ternura, acción... Por la que gente que la ha leído ya, hemos descubierto que es una novela que te atrapa, tiene algo de mágica, y cuando te tiene ya no te suelta. Querido lector/a, prometido: vas a querer más.


Goretti Irisarri & Jose Gil Romero

¡Mil gracias a Goretti y Jose por esta fenomenal entrevista y por las molestias que se han tomado para que pueda reseñar su obra! Pronto tendréis noticias mía sobre Caen estrellas fugaces, cuya lectura estoy deseando comenzar :D








Título: Caen estrellas fugaces
Autor: Goretti Irisarri y Jose Gil Romero
Género: Novela negra, Thriller
Editorial: SUMA DE LETRAS
Formato: Papel y Digital
Páginas: 380
Precio: 16,90 € (Papel) y 6,99 € (Digital)
ISBN: 9788491291329

Argumento: El cielo de Madrid se tiñe de rojo sangre... El firmamento parece venirse abajo.

Pero este solo es el primero de una serie de sucesos extraordinarios. A lo largo de dos intensos días de septiembre de 1859, dos personajes opuestos llevarán a cabo la investigación de estos fenómenos. Él es un hombre huraño y cínico, aferrado a la razón, antiguo investigador de falsos milagros que ya no cree en nada; ella, una joven vidente que puede percibir lo que la razón niega pero que vive atemorizada por inquietantes visiones.

Su aventura les conducirá hasta los infiernos, la ciudad de abajo, surcada por pasadizos ocultos; y también a los cielos, sobre los resbaladizos tejados. Juntos, recorrerán ese siglo XIX que se debate entre la fe y la ciencia, la luz y la oscuridad. Allí, donde acechan los monstruos, una singular belleza brilla junto a lo siniestro.

«-¿Qué es la sociedad Hermética? -pregunta el hombre de los bastones.

Nada más escuchar ese nombre, al niño le flaquean las piernas.
-¿Usted cree en el demonio, señor Luzón?»




domingo, 18 de junio de 2017

ENTERRADO POR PLACER: Misterios, Humor y Asesinatos

DOMINGO, 18 DE JUNIO DE 2017

Enterrado por placer
"De pronto, la joven giró el volante con brusquedad y pisó el freno. El coche redujo drásticamente la velocidad, impulsándolos hacia delante, luego derrapó y al final se detuvo. Fen y la joven taxista vislumbraron, a la luz de los faros una forma humana. [...]
- ¿Estoy soñando? - preguntó Fen. 
- No, claro que no...Yo también lo he visto. 
- ¿Un hombre? ¿Joven y bastante corpulento? ¿Con quevedos? ¿Y completamente desnudo? 
- Sí.
- Me parece un poco raro - aventuró Fen, en un alarde de inusitada precaución."
                              Fragmento de Enterrado por placer de Edmund Crispin
Como ya sabéis me he aficionado a las novelas policíacas de los años 30 y 40, así que no pude resistirme a querer leer Enterrado por placer de Edmund Crispin, pseudónimo del satírico escritor inglés Bruce Montgomery, y que ahora publica la editorial ImpedimentaEste escritor, y su novela, han sido todo un descubrimiento para mí. Se trata de una saga que, incluso hoy, sigue ganando adeptos, como indica que otra de sus novelas, La juguetería errante, ya vaya por su novena edición en nuestro país. 

En Enterrado por placer, su protagonista Gervase Fen, un profesor de Literatura de Oxford, que ha adquirido cierta fama tras resolver en el pasado varios crímenes, ha decido meterse en política y presentarse al Parlamento. Se desplaza para hacer campaña a las "tranquilas" tierras de la campiña inglesa pero, desde el primer día de su llegada, extraños y violentos sucesos no paran de producirse, viéndose arrastrado a la investigación de, no uno, sino de al menos dos asesinatos. 

El autor se sirve del humor para desarrollar una historia de misterio disparatada y muy distinta al resto de obras de este género. Las situaciones y conversaciones más absurdas que se puedan dar, se darán. La primera situación, cuanto menos inusual, es el encontronazo de Fen con un lunático que corretea desnudo por el lugar, únicamente ataviado con unos quevedos, asaltando a las viejas y realizando pequeños hurtos, pero ¿podría tener algo que ver con el asesinato de una tal señora Lambert o el de cierto caballero, del que no diré nada más? También está el incondicional amor de un cerdo tarado hacia su ama, el extraño psiquiátrico de la zona, una joven de aspecto preocupado que sufre un terrible "accidente", un excéntrico escritor o las raras ideas de un cura sobre domar poltergeist.

Enterrado por placer es una obra de intrigas pausadas pero brillante, que comienza un poco lenta, ya que es imprescindible que el autor nos ilustre con como son las gentes del pequeño pueblo y sus alrededores, y así comprender mejor los extraordinarios sucesos que convulsionan tan apacible y aburrido lugar. 

En más de una ocasión me he reído con algunas de las conversaciones o situaciones que se relatan. El autor plasma a la perfección los tejemanejes políticos y la falta de escrúpulos del proceso, así como la vida rural y sus gentes, y el comportamiento apático o de piñón fijo de los votantes. Puede que la novela se desarrolle en 1948, pero es terrible ver lo poco que han cambiado ciertas cosas.

Fen es un avispado profesor de Oxford que, aunque no siempre lo quiera demostrar, está deseoso de toparse con un buen misterio. Ni siquiera él tiene muy claro por qué se presenta al Parlamento, yo creo que se aburre mucho y desea escapar un poco de la vida académica. Gracias a su inteligencia, y a saber seguirle la corriente a más de uno, logra desvelar tan horribles crímenes.

Enterrado por placer de Edmund Crispin es una novela policíaca muy distinta, inteligente, entretenida y disparatada que, por momentos, me ha recordado al camarote de los hermanos Marx, pero con asesino incluido. La narrativa de Crispin es excelente, aunque tiende a veces a ser demasiado descriptivo, cosa que compensa con constantes toques humorísticos y grandes dosis de misterio. Quizás, a pesar de la sátira, describe más fielmente el comportamiento humano, con sus virtudes y mezquindades, que otros autores.

Os animo a descubrir, además de este libro, el resto de la saga, publicada íntegramente por Impedimenta, y que consta de los siguientes títulos: La juguetería errante, El canto del cisne, Trabajos de amor ensangrentados, El misterio de la mosca dorada, Asesinato en la catedral y, por supuesto, Enterrado por placer.

La ventaja de este tipo de novelas es que no hace falta leerlas seguidas, se pueden leer en el orden que uno prefiera sin que unas destripen la trama de otras.

Otro aspecto que quiero destacar, antes de que se me olvide, es la exquisita encuadernación y maquetación llevada a cabo por la editorial Impedimenta. Los libros están encuadernados en tapa blanda, con sobrecubierta, e incluyen una lámina que es un reproducción en miniatura de la propia portada. ¡Una preciosidad! Pero la cosa mejora, porque al quitarle la sobrecubierta, desvelamos que la cubierta del libro es una ampliación de la imagen de la portada, desprovista de cualquier título o nombre del autor que la estropee.

Desde aquí, ¡mil gracias a la editorial por el ejemplar y permitirme disfrutar de las aventuras del profesor Fen! ¡Un estilo único y diferente de resolver crímenes!







Título: Enterrado por placer
Autor: Edmund Crispin
Género: Novela negra
Editorial: Impedimenta
Formato: Papel
Páginas: 288
Precio: 21,95 € (Papel)
ISBN: 978-84-16542-89-5

Argumento: Un nuevo misterio para el quisquilloso profesor Gervase Fen, uno de los detectives más inmortales de la edad de oro de la novela negra inglesa, que participa del ingenio de la mejor Agatha Christie y la gracia del P. G. Wodehouse más inspirado.

Hastiado de la aburrida vida universitaria, el excéntrico profesor y detective amateur Gervase Fen (La juguetería errante y Asesinato en la catedral) decide tomarse un descanso y trasladarse al remoto pueblo de Sanford Angelorum, en plena campiña inglesa, para presentarse como candidato al Parlamento. A primera vista, la aldea parece un lugar tranquilo, pero, fiel a su instinto, Fen no tarda en descubrir que, una vez más, las apariencias engañan, y se sumerge en una oscura trama de chantaje que derivará en un misterioso asesinato. A medida que su incipiente carrera política deja de proporcionarle satisfacciones, Fen concentra todas sus energías en resolver el misterio, aunque, sin apenas darse cuenta, acaba atrapado en una desconcertante red en la que se topa con psiquiatras excéntricos, un cura que intenta domesticar un poltergeist, lunáticos que corren desnudos por el campo, mujeres hermosas y un cerdo algo tarado.


viernes, 16 de junio de 2017

LA CHICA EN LA NIEBLA: ¡Una Novela de Auténtico Suspense!

VIERNES, 16 DE JUNIO DE 2017

La chica en la niebla

" - ¿Considera que no tiene ninguna culpa en el fracaso de la investigación?
- Sólo hice mi trabajo. [...] hacer feliz al público. - dijo Vogel con una sonrisa intencionadamente falsa."
Fragmento de La chica en la niebla de Donato Carrisi
Duomo Ediciones me tentó con la lectura de La chica en la niebla del escritor italiano Donato Carrisi, del que no había leído nada antes, pero del que sí había escuchado muy buenas críticas.

La chica en la niebla nos cuenta el terrible suceso que ha sacudido a toda la comunidad del pequeño pueblo de Avechot, perdido en un valle entre los Alpes italianos. La joven de dieciseis años Anna Lou, ha desaparecido sin dejar rastro y la inexperta policía local no sabe ni por donde empezar. El agente especial Vogel y el agente Borghi son enviados allí para resolver el misterio. Vogel parece como caído el cielo, el único capaz de destapar la verdad. Pero su llegada supondrá, para el pueblo y sus familias, un antes y un después. Ya nada será igual en Avechot.

El thriller escrito por Carrisi ha sido todo un descubriemiento para mí. Se aleja mucho de los libros que de este género he leído en el último año, lo cual es un plus. Me ha atrapado, gracias a su aparente sencillez y a un estilo narrativo muy fluido. La trama es mucho más compleja de lo que advertimos a simple vista. Pensé: ≪Bueno, otra historia más de una niña que desaparece y un policía que se deja la piel hasta dar con ella y resolver el misterio de su desaparición». Que equivocada estaba.

El agente especial Vogel se aleja muchísimo del estereotipo de policía al que los libros de este género nos tienen acostumbrados. A Vogel sólo le importa Vogel, la fama y atrapar a "un culpable". La verdad, es lo que menos le importa. Es muy astuto, pero su inteligencia no la emplea en ayudar a Anna Lou, sino en ayudarse a sí mismo. Tiene un carisma y una labia innegables, y maneja a todo el mundo como quiere, sobre todo, a los medios y a la opinión pública. Es un personaje inmoral, un verdadero ególatra. Nunca me dejaba de sorprender hasta que punto era capaz de llegar con tal de salirse con la suya.

Borghi, en cambio, es un buen policía, pero un novato que está eclipsado por la figura de Vogel. A pesar de sus propias dudas, Borghi confía mucho en el criterio de Vogel, aunque no siempre esté de acuerdo con su conclusiones.

Anna Lou se nos presenta como una adolescente aún muy niña, inocente y feliz. Pelirroja, pecosa, muy devota y amante de los gatos. 

Avechot es un pueblo muy cerrado, donde los turistas están mal vistos. La comunidad se ha cerrado tanto, que hasta han creado su propia Iglesia de la que la mayoría son miembros, incluida Anna Lou y su familia. Una mina de fluorita ha hecho ricos a unos y pobres a otros, lo que ha generado cierta tensión. Las cosas en Avechot son más complejas de lo que uno intuye. 

No es un novela de grandes giros, sino de una ininterrumpida intriga que, con sutileza y ciertos saltos en el tiempo, muy reveladores, nos sumerge en una trama que te atrapa y que me ha hecho devorar el libro. Es una obra de suspense exquisita.

Vogel termina centrando su atención en alguien, y la novela juega con nosotros, teniéndonos en perpetua incertidumbre. ¿Tendrá razón o es solo un chivo expiatorio para quedar bien ante las cámaras? ¿Es el verdadero culpable o hay mucho más?



Este detalle es el que de veras me ha helado la sangre. La chica en la niebla nos recuerda que tras una placa, lo que hay es tan solo una persona, con sus virtudes y sus defectos. Un ser humano que puede ser mucho peor que los criminales a los que persigue. Un hombre o una mujer, al que la ambición y la falta de escrúpulos o, tan sólo, la falta de brillantez pueden llevar a un inocente o a un muy dudoso culpable a dar con sus huesos en la cárcel. Es una realidad aterradora, si quien se supone que debe protegerte teje una red a tu alrededor para condenarte por algo que sabes que nos has hecho. Nadie se libra de que la mala suerte llame a su puerta un día.


Al margen de mis oscuras reflexiones, no puedo más que recomendar encarecidamente la lectura de La chica en la niebla de Donato Carrisi. He disfrutado muchísimo entre sus páginas y me ha mantenido en vilo desde el principio. Esta muy bien escrita y el enfoque que Carrisi le da al caso es un soplo de aire fresco dentro de un género algo saturado. (Aún no hay confirmación, pero se habla de que habrá una película de éste libro.) ¡Mil gracias a Duomo Ediciones por el ejemplar!


Título: La chica en la niebla
Autor: Donato Carrisi
Género: Thriller, Novela policíaca
Editorial: Duomo Ediciones
Formato: Papel
ISBN: 9788416634583
Páginas: 400
Precio: 19,90 € (Papel)

Argumento: Una chica desaparecida en un pueblo de montaña. La lluvia, la niebla, las luces. Las luces son las de las cámaras. Han llegado los medios de comunicación. Y todo ha cambiado.